Carpaccio de sandía

Estándar

 

1 tajada grande de sandía partida en dos longitudinalmente.

1 puñado de canónigos.

lascas de parmesano.

1 casco de cebolleta en juliana.

6 aceitunas negras cortadas en rodajas.

pimienta negra molida.

ralladura de limón.

Vinagreta:

1 tomate sin piel ni pepitas y cortado en cubitos,

1 puñado de almendras tostadas troceadas.

jengibre rallado.

el zumo de un limón.

2 cucharadas de queso rallado.

aceite de ove.

vinagre de Módena blanco.

Mezclar todo muy bien.

Presentación:

Colocar los trozos de sandía en una fuente circular y mojarla con el caldito de la vinagreta.

Encima, distribuir los canónigos cortados, las aceitunas y la cebolleta en juliana.

Decorar con las lascas de  Parmesano, añadir la pimienta, rallar un poco de  cáscara de limón y salsear con la vinagreta.

¡Cena de lujazo!

Quisquillas de Motril para comerse hasta mil

Estándar

 

1/2 kg de quisquillas de Motril.

2 l de agua

3 cucharadas soperas de sal gorda.

Calentar el agua en una olla junto con la sal.

Cuando entre en ebullición, incorporar las quisquillas.

Retirar del fuego cuando empiece a hervir nuevamente.

Escurrir, colocar en una fuente y, una vez que se hayan enfriado, mantener en el frigorífico hasta su consumo. ¡Para morir!

Flor de endibias

Estándar

 

1 endibia grande.

2 latitas de atún en aceite de oliva.

1 tarrina de guacamole.

1 chorrito de aceite de ove.

unas gotitas de limón.

Lavar la endibia y secar muy bien cada hoja.

Colocar las hojas  en una fuente.

Poner un par de cucharaditas de atún  y una de guacamole.

Rocíar con el aceite y el limón. ¡Entrante delicioso!

 

Habitas con rejo

Estándar

 

1 bote de habitas baby cocidas.

1/4 de rejo en rodajas cocido.

1 cebolla fresca.

1 chorrito de vino blanco seco.

sal.

aceite de oliva virgen extra.

Pelar y cortar la cebolla en juliana y sofreír  en aceite caliente.

Escurrir las habitas y añadir junto con el rejo.

Agregar sal y dar unas vueltas  2 o 3 minutos.

Incorporar el vino, dejar que se evapore y emplatar. ¡Muy requetebueno!

 

 

Merluza al vino

Estándar

 

6 lomos de merluza.

1 cebolla grande.

1 diente de ajo.

2 vasos de vino blanco seco.

sal.

pimienta negra molida.

aceite de oliva virgen extra.

Pelar y cortar la cebolla en juliana y el ajo en trocitos pequeños.

Calentar aceite en una cazuela y sofreír la cebolla y el ajo con una chispa de sal.

Cuando estén dorados,  añadir el vino y dejar que se evapore un poco.

Salpimentar los lomos de merluza e introducir en la cazuela. Tapar y cocinar hasta que la salsa se reduzca.¡Buenísimos!

 

Carpaccio de langostinos

Estándar

 

1 docena de langostinos.

100 g de azúcar .

100 g de sal.

1 vasito de vermut rojo.

1 cucharada de azúcar.

1 limón.

1 cucharada de azúcar.

1 mango.

Pelar los langostinos y quitar el hilillo negro (hígado)

Mezclar los 100 gramos de sal y azúcar y marinar los langostinos unos 3 minutos.

Sacar colocar sobre papel film, doblar y aplastar con una pala.

Guardar en el congelador una media hora.

Mientras, lavar, pelar y cocer el limón con la cucharada de azúcar,  unos trocitos de su propia cáscara y con agua que lo cubra.

Cuando esté blandito, sacar, quitar las pepitas y triturar. Poner en un bol y reservar en el frigorífico.

Echar en un cacillo el vermut con el azúcar, dejar reducir hasta caramelizar, retirar del fuego.

Pelar el mango y triturar, reservar en el frigorífico.

Montaje del plato:

Pintar con el caramelo de vermut el fondo de un plato, colocar los langostinos y entre ellos bolitas de crema de limón y de mango. Regar con un chorrito de aceite. ¡Sensacional!

 

Escalopines de lomo en salsa

Estándar

 

8 escalopines de lomo ibérico.

1 cebolla.

harina.

1/2 vaso de vino Málaga dulce.

2 cucharadas soperas de nata.

aceite de ove.

sal.

pimienta negra molida.

agua.

Salpimentar los escalopines, pasar por harina, sacudir bien y sofreír ligeramente. Reservar.

Pelar y cortar la cebolla en juliana y freír en la misma cazuela.

Una vez dorada, añadir el vino y un poco de agua. Reducir a la mitad, unos 10′.

Incorporar la nata y los escalopines, rectificar de sal y dejar unos 3′.

Emplatar y acompañar de una crema de patatas. ¡De matrícula de honor!