Archivos Mensuales: enero 2020

SOLOMILLO WELLINGTON

Estándar

1kg y 600 g de solomillo de ternera.

200 g de champiñones picaditos.

1 cebolla.

8 lonchas de jamón serano.

100 g de foie.

1 lámina de hojaldre.

sal, pimienta negra molida.

mostaza Dijon.

leche.

aceite de ove.

huevos hilados.

 

Salpimentar el solomillo, calentar un poco de aceite en una sartén y sellarlo muy bien por todos los lados.

Sacar, atemperar y pintar con la mostaza. Reservar.

Pelar y picar la cebolla en daditos y sofreír junto con los champiñones. Incorporar el foie y remover bien para que se integre toda la farsa o relleno.

Colocar papel sulfurizado en la bandeja del horno. Encima la lámina de hojaldre cubierta con las lonchas de jamón y el relleno bien extendido.

Poner el solomillo en medio y envolver con el hojaldre, pegando las uniones con un poco de agua.

Pinchar un poquito por la parte inferior y pintarlo todo con leche.

Hornear a 220º durante unos 30′

Servir rodeado de huevos hilados. ¡De lujo!

CANASTILLAS TROPICALES

Estándar

 

3 láminas de pasta filo.

1 mango grande  maduro.

1 aguacate.

1 docena de gambas.

aceite de ove.

sal.

aceite con parmesano.

mezcla de semillas.

Coger las láminas de filo y, sin separar, extender y pintar la superior con aceite.

Dividir en 3 tiras y estas a su vez en 3 cuadrados.

Rellenar un molde de silicona con 12 cavidades y hornear a 180º C, con calor arriba y abajo, hasta que se doren. Sacar y reservar.

Entretanto, pelar las gambas sazonar y pasar por la plancha vuelta y vuelta.

Pelar y cortar el mango y el aguacate en cuadraditos, echar en un bol, sazonar y espolvorear un puñadito de semillas.

Rellenar cada canastilla con mango aguacate y una gamba. Rociar con el aceite de parmesano y servir. ¡Superiores!

Vieiras al ajillo

Estándar

1 docena de vieiras congeladas y limpias.

2 dientes de ajo.

1 guindilla.

aceite de ove.

vino blanco seco al gusto.

sal.

pimienta negra molida.

Pelar y laminar los ajos.

Calentar aceite en una sartén y dorar bien los ajos junto con la guindilla. Sacar y desechar.

Incorporar las vieras descongeladas y salpimentadas, dar una pasadas y añadir un buen chorreón de vino.

Cocer unos minutos y servir en sus conchas. ¡Buenas, buenas!