Flor de endibias

Estándar

 

1 endibia grande.

2 latitas de atún en aceite de oliva.

1 tarrina de guacamole.

1 chorrito de aceite de ove.

unas gotitas de limón.

Lavar la endibia y secar muy bien cada hoja.

Colocar las hojas  en una fuente.

Poner un par de cucharaditas de atún  y una de guacamole.

Rocíar con el aceite y el limón. ¡Entrante delicioso!

 

Anuncios

Habitas con rejo

Estándar

 

1 bote de habitas baby cocidas.

1/4 de rejo en rodajas cocido.

1 cebolla fresca.

1 chorrito de vino blanco seco.

sal.

aceite de oliva virgen extra.

Pelar y cortar la cebolla en juliana y sofreír  en aceite caliente.

Escurrir las habitas y añadir junto con el rejo.

Agregar sal y dar unas vueltas  2 o 3 minutos.

Incorporar el vino, dejar que se evapore y emplatar. ¡Muy requetebueno!

 

 

Merluza al vino

Estándar

 

6 lomos de merluza.

1 cebolla grande.

1 diente de ajo.

2 vasos de vino blanco seco.

sal.

pimienta negra molida.

aceite de oliva virgen extra.

Pelar y cortar la cebolla en juliana y el ajo en trocitos pequeños.

Calentar aceite en una cazuela y sofreír la cebolla y el ajo con una chispa de sal.

Cuando estén dorados,  añadir el vino y dejar que se evapore un poco.

Salpimentar los lomos de merluza e introducir en la cazuela. Tapar y cocinar hasta que la salsa se reduzca.¡Buenísimos!

 

Carpaccio de langostinos

Estándar

 

1 docena de langostinos.

100 g de azúcar .

100 g de sal.

1 vasito de vermut rojo.

1 cucharada de azúcar.

1 limón.

1 cucharada de azúcar.

1 mango.

Pelar los langostinos y quitar el hilillo negro (hígado)

Mezclar los 100 gramos de sal y azúcar y marinar los langostinos unos 3 minutos.

Sacar colocar sobre papel film, doblar y aplastar con una pala.

Guardar en el congelador una media hora.

Mientras, lavar, pelar y cocer el limón con la cucharada de azúcar,  unos trocitos de su propia cáscara y con agua que lo cubra.

Cuando esté blandito, sacar, quitar las pepitas y triturar. Poner en un bol y reservar en el frigorífico.

Echar en un cacillo el vermut con el azúcar, dejar reducir hasta caramelizar, retirar del fuego.

Pelar el mango y triturar, reservar en el frigorífico.

Montaje del plato:

Pintar con el caramelo de vermut el fondo de un plato, colocar los langostinos y entre ellos bolitas de crema de limón y de mango. Regar con un chorrito de aceite. ¡Sensacional!

 

Escalopines de lomo en salsa

Estándar

 

8 escalopines de lomo ibérico.

1 cebolla.

harina.

1/2 vaso de vino Málaga dulce.

2 cucharadas soperas de nata.

aceite de ove.

sal.

pimienta negra molida.

agua.

Salpimentar los escalopines, pasar por harina, sacudir bien y sofreír ligeramente. Reservar.

Pelar y cortar la cebolla en juliana y freír en la misma cazuela.

Una vez dorada, añadir el vino y un poco de agua. Reducir a la mitad, unos 10′.

Incorporar la nata y los escalopines, rectificar de sal y dejar unos 3′.

Emplatar y acompañar de una crema de patatas. ¡De matrícula de honor!

 

Rigatoni con solomillo a lo Tuchi

Estándar

 

1/2 kg de rigatoni.

1 solomillo ibérico.

1 calabacín.

1 zanahoria.

1 cebolla.

1 puerro.

apio.

1 diente de ajo.

1 chorreón de nata.

2 yemas de huevo.

aceite de oliva virgen extra.

sal.

pimienta negra molida.

Pelar  las verduras y rallarlas con la mandolina. Meter en el microondas con un poco de agua en lugar de aceite.  Máxima potencia hasta que estén tiernas, unos 12′

Trocear el solomillo en medallones  finitos y luego partirlos por la mitad. Sazonar y sofreír en una cazuela grande con un poco de aceite caliente.

Mientras tanto, cocer la pasta como indique el comerciante.

Una vez hecho el solomillo, incorporar las verduras y remover bien.

Seguidamente, agregar la pasta, la nata, la pimienta y rectificar de sal.

Dar unas vueltas y añadir las yemas de huevo,  dejar  en el fuego hasta que todo se impregne. ¡Fenomenal!

 

 

Tomates rellenos

Estándar

2 tomates grandes.

4 tarrinas pequeñas  de queso de Burgos.

orégano,

1 pizca de sal.

aceite ove.

Lavar y cortar los tomates en rodajas.

Sacar los quesitos de las tarrinas y cortar en cubos.

Colocar en un bol y regar con el aceite y el orégano al gusto.

Montar los tomates por capas. Sazonar cada capa y poner unos cuantos cubitos de queso hasta completar.

Cubrir  con la tapa del tomate. ¡Rico al cuadrado!