Archivo de la etiqueta: vinagre balsámico blanco

ENSALADA DE MANGO Y QUESO

Estándar

 

Varias hojas de lechuga iceberg.

2 mangos.

1 rulo de queso de cabra.

aceite de ove.

vinagre balsámico blanco.

azúcar moreno.

semillas de chía.

sal.

Lavar,secar y cortar las hojas de lechuga. Colocar en una fuente.

Aliñar con sal vinagre y aceite. Remover.

Pelar los mangos y cortar en gajos no muy finos y colocar sobre la lechuga.

Cortar el queso de cabra en rodajas, poner sobre el mango y verter azúcar moreno encima de cada rodaja.

Quemar el azúcar con un soplete de cocina.

Esparcir la semillas de chía por toda la superficie y servir. Fresquita y rica.

 

Merluza con lechugas

Estándar

merluza-con-lechugas

 

4 tronquitos de merluza congelada sin piel.

1 bolsa de ensalada gourmet maxi.

sal.

vinagre balsámico blanco.

aceite de ove.

Poner la merluza en un fuente con una pizca de sal y unas gotitas de aceite y meter en el microondas sin descongelar 5′.

Mientras, Abrir la bolsa de la ensaladas, verter en una fuente y trocear.

Añadir la merluza, cortar en trocitos y aliñar con la sal, el vinagre y el aceite.

Remover muy bien y disfrutar. Plato ligero y sanísimo.

Tartar de salmón

Estándar

tartar-de-salmon

 

4 lonchas de salmón ahumado.

1 aguacate grande maduro.

1/2 cebolleta.

9 alcaparras.

1 cucharada sopera de perlas de manzana y jengibre.

sal.

1 lima.

vinagre balsámico blanco.

 

Pelar y cortar en dados el aguacate, agregar sal y el zumo de una lima.

Pelar y trocear en daditos la cebolleta, añadir al aguacate y mezclar bien.

Trocear las lonchas de salmón.

Con la ayuda de un aro de cocina montar el plato:

Colocar el aguacate y encima el salmón, rociar con unas gotitas de vinagre.

Por último, colocar las alcaparras y distribuir las perlas de manzana y jengibre. ¡De ensueño!

 

 

Rosca de queso y tomate

Estándar

crema-de-queso-y-tomate

 

100 g de queso puro de oveja.

2 quesitos.

100 g de nata.

100 g de leche desnatada.

2 hojas de gelatina neutra.

2 tomates.

vinagre balsámico blanco.

aceite de oliva virgen extra.

1 cucharadita de mostaza.

2 cucharaditas de mahonesa.

Meter en agua fría las hojas de gelatina.

Poner en un cazo la nata y la leche. Cuando empiece a hervir, apagar el fuego e introducir los quesos que se derretirán con el calor.

Pasar al vaso de la batidora junto con las hojas de gelatina bien escurridas. Triturar.

Colocar en un plato un aro de cocina y echar los quesos batidos alrededor.

Dejar en el frigorífico hasta que cuaje bien.

Mientras, lavar los tomates y trocear en cuartos, quitar las semillas y freír con un pelín de aceite.

Cortar el resto de los tomates en daditos, echar en un cuenco con el vinagre, la mostaza y la mahonesa. Mezclar bien.

Sacar el queso del frigorífico, depositar los tomates dentro del aro, quitarlo y echar unas gotitas del aceite de freír las semillas alrededor de la rosca de queso. ¡Sensacional!