Archivo de la etiqueta: miga de pan

Salmorejo con huevos de codorniz

Estándar

 

 

SALMOREJO Y HUEVOS DE CODORNIZ 21 kg de tomates maduros.

150 g de miga de pan molido.

150 de aceite de ove.

2 dientes de ajo.

1 chorreón de vinagre de manzana.

1 puñadito de sal.

10 huevos de codorniz.

Pelar los tomates, trocear y disponer en un recipiente profundo para que al triturarlos no salpiquen.

Quitar la piel a  los ajos y cortarlos finitos.

Pasar por la batidora los tomates, los ajos y la sal.

Cuando estén bien triturados, añadir la miga de pan y el vinagre y continuar batiendo.

Por último, verter poco a poco el aceite y batir hasta obtener una salsa homogénea.

Verter en una fuente y meter en el frigorífico un buen rato.

Poner a cocer agua con un buen chorreón de vinagre.

Cortar la parte superior de los huevos y verter en un cuenco.

Cuando hierva el agua, remover con las varillas para hacer un remolino y echar los huevos. Dejar 1 minuto.

Sacar y colocar en un cuenco con agua fría para cortar la cocción y evitar que se cuajen las yemas.

Presentar el salmorejo en copas y adornar con los huevos  escurridos. ¡De cine!

 

 

Bolondrios de pollo y pavo

Estándar

BOLAS DE PAVO Y POLLO

 

1/2 kg de carne picada de pollo y pavo.

1 casco de cebolla morada.

1 diente de ajo.

1 ramillete de perejil.

1 copa de brandy.

1 miga de pan mojada en leche.

aceite de ove.

harina.

sal y pimienta molida.

vino blanco.

SALSA:

1 cebolla.

3 tomates.

Poner en un cuenco la carne picada y añadir el ajo muy picadito, la cebolla en cuadraditos, la miga de pan, la copa de brandy, el perejil troceadito, la sal y la pimienta. Mezclar bien.

Ir formando bolas hermosas y dejar como una hora en el frigorífico.Sacar y enharinar.

Calentar abundante aceite en una sartén y freír las bolas . Sacar y colocar en una cacerola.

Pelar y picar la cebolla en cuadrados medianos.

Quitar un poco de aceite a la sartén y sofreír la cebolla.

Lavar y rallar los tomates y añadir a la cebolla , sazonar y cocinar hasta que queden espesitos.

Pasar a la cacerola y agregar un buen chorreón de vino y agua. Hervir hasta que estén tiernos. ¡Soberbios!